MASTOPEXIA

La caída del pecho es consecuencia de la gravedad más el peso de la glándula mamaria en el proceso de envejecimiento, el embarazo con la lactancia y las pérdidas de peso de más de 10 kilos. A causa de esta caída, que afecta tanto al pezón y areola como al tejido glandular, la piel se estira y la mayor parte del pecho se coloca en la parte inferior de la mama. Además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama se va deformando y cayendo. Por ello, para su corrección se requerirá de una cirugía plástica de mamas.

PRIMERA VISITA CON EL CIRUJANO

Cuando exploramos las mamas es importante valorar el tamaño y la forma de las mismas, la firmeza de la piel, si tienen o no estrías y el estado general de salud de la paciente. El doctor le explicará las distintas técnicas quirúrgicas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted, así como determinar si es necesario o no el uso de prótesis para conseguir el efecto deseado en cada caso.

En ocasiones es necesario la colocación de un implante mamario simultáneamente a la mastopexia, lo cual permite predecir el volumen final y conseguir un resultado más estético y, sobre todo, más duradero.

El uso de la prótesis es muy importante para conseguir el efecto de relleno permanente del polo superior. Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que su cirujano estético le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

No dude en preguntar cualquier cuestión que se le ocurra, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados.

PRUEBAS PREOPERATORIAS

Para poder realizar la intervención serán necesarios hacer unos estudios preoperatorios: Análisis de sangre, mamografía, radiografía de tórax y un electrocardiograma.

Habitualmente lo prescribimos el día que haces la primera visita. Aconsejamos también comenzar un tratamiento de hidratación de los pechos para preparar la piel. A veces recetamos Árnica homeopatía antiinflamatoria.

En esta primera visita también te daremos un documento que se llama “consentimiento informado de la cirugía”, documento que proporciona la SECPRE para que lo puedas leer con tranquilidad en tu casa y en la que viene escrito todo lo que hemos comentado en la consulta. Este documento debe firmarse antes de la intervención y no es más que la autorización tuya como paciente para que te realicemos dicha intervención.

VISITA PREOPERATORIA

En esta segunda visita es la oportunidad para aclarar todas las dudas posibles que le hayan surgido, porque ya ha tomado una decisión, ya tiene fecha de quirófano y ha de ir con confianza y seguridad. Valoraremos las pruebas para ver que son correctas.

Siempre existen miedos a dos cosas:

-A la anestesia general: En este caso es obligatoria para hacer la intervención pero en la actualidad es muy segura, sobre todo en una paciente sana y con un preoperatorio correcto.

-Al postoperatorio: dolor, resultados, etc.

Esta cirugía no es dolorosa aunque si molesta porque toda la zona tanto las mamas como los músculos pectorales están inflamados. Tendrá sensación de turgencia en la piel, tirantez en la zona de puntos, dolor cuando intente separar los brazos del cuerpo, dolor de espalda y opresión por el vendaje compresivo que le colocaremos.

Todo esto se puede controlar perfectamente con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos que deberá tomar durante 7-10 días después de la cirugía.

EL DÍA DE LA INTERVENCIÓN

La subida del seno se realiza en quirófano. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

Al llegar al quirófano le estarán esperando su cirujano, el facultativo de Anestesia y la enfermera que asistirá en la intervención, que se realiza bajo anestesia general. Deberá acudir en ayunas desde la noche anterior y sin haber ingerido ni agua. Puede ducharse como de costumbre y también deberá recordar retirarse todos los objetos metálicos (joyas, piercings, etc., así como la dentadura postiza en caso de llevarla y ser retirable) antes de entrar.

El Anestesista le preguntará por todo esto dicho anteriormente y se asegurará de conocer si es o no alérgico a alguna medicación, si tiene alguna enfermedad previa en tratamiento y cuál es su estado de salud, todo ello por su seguridad.

Le colocarán una vía periférica para administrarle medicación intravenosa y procederán a anestesiarle. Cuando se despierte todo habrá terminado. Llevará un vendaje compresivo alrededor de sus senos y el tórax para evitar que se produzca una mayor inflamación y pasará a la sala de reanimación donde será vigilada por el personal sanitario hasta que esté totalmente despierta.

Algunos casos determinados de mastopexia se pueden realizar sin ingreso siempre que la paciente pueda estar acompañada después de la cirugía.

CUIDADOS TRAS LA INTERVENCIÓN

El vendaje compresivo le será retirado, dependiendo de los casos entre 1 y 3 días tras la intervención. A partir de ese momento deberá llevar el sujetador deportivo sin aros como dijimos anteriormente.

Tras una mastopexia es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida normal al cabo de una semana. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita, aunque las mamas pueden doler un par de semanas.

Puede ser normal tener una disminución de sensibilidad en los pezones; esta situación es generalmente temporal, luego se recupera. Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días; el edema no cede completamente hasta las 3 ó 6 semanas. Tras la mastopexia podrá volver al trabajo en pocos días, dependiendo de la actividad que realice. Siga las instrucciones de su cirujano acerca de qué ejercicios puede realizar; se evitará levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 a 3 semanas.

Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante 2 a 3 semanas, por lo que puede ser conveniente evitar relaciones sexuales y ejercicio hasta las 3 ó 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas. Por ello, el cuidado de sus cicatrices será fundamental. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad podrán seguir realizándose a partir de los 6 meses de la cirugía.

RESULTADOS DE LA MASTOPEXIA O ELEVACION DE MAMAS

La mastopexia es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación de pecho siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. La mastopexia deja cicatrices permanentes y visibles, aunque disimulables bajo el sujetador o el bikini.

Algunos pacientes pueden experimentar una disminución parcial, y en ocasiones, total de la sensibilidad del pezón. Es importante recordar que tras una mastopexia las cicatrices son permanentes, aunque haremos lo posible para que se noten lo menos posible.

Los efectos de la mastopexia, aunque duraderos, no son permanentes, dependiendo de factores como nuevos embarazos, variaciones de peso y edad. Si se ha colocado una prótesis el efecto será más permanente. Si sus expectativas son realistas usted estará muy satisfecha con el resultado de su elevación de pecho.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Como quedan las cicatrices, como las puedo mejorar?

La evolución de las cicatrices es diferente en cada persona y está condicionada de forma genética. Al cabo de un año en un 90% de pacientes son poco o nada visibles. Para ello hay que cuidarlas.  Existen productos o parches que ayudan a la evolución, aplanamiento y pérdida del tono rojizo. Un pequeño porcentaje de pacientes tienen tendencia a crear cicatrices hipertróficas o queloides, en cuyo caso serán algo más visibles.

¿Cuando podré tomar el sol?

Tras la retirada de lo puntos (15 días aproximadamente) podrá ir a la playa o piscina aplicándote protector solar en la piel de las mamas y cicatrices y cubriendo el pecho con un bikini. Evitar el sol en las cicatrices durante el primer año ayudará también a que su resultado sea más disimulado.

¿Perderé sensibilidad en mis pechos?

Es posible. Lo mas habitual es perder un poco de sensibilidad o al menos que sea “diferente” pero nunca es un problema.

¿Cuando podré dormir de lado o boca abajo después de operarme?

Recién operada no podrá aguantar peso sobre el pecho porque te dolerá, por lo tanto tendrá que dormir boca arriba, si bien al cabo de dos o tres días podrá colocarse de forma lateral apoyada sobre alguna almohada o cojín, así se relajará su espalda y estará mucho mas cómoda.

Su cuerpo le dirá cuándo es el momento de volver a dormir boca abajo si así era su costumbre.

¿Podré dar el pecho?

No se aconseja porque en la mastopexia se hacen cicatrices en el tejido glandular que dificultarán el drenaje de la leche hacia los conductos galactóforos. Hay mas riesgo de mastitis y de quistes de leche.

Volver al gimnasio

Al cabo de un mes vuelva al gimnasio e inicie su entrenamiento poco a poco y usando un sujetador que le comprima bien el pecho en función del tipo de ejercicio que hagas.

¿Podré usar sujetador con aros?

Si, sin duda, pero siguiendo siempre los consejos de su cirujano. Habitualmente durante el primer mes se recomiendan sujetadores sin aros, ajustados, deportivos y que compriman bastante el pecho. Pasado este mes los usará probablemente para hacer deporte porque se sentirá cómoda.

¿Cuándo podré mantener relaciones sexuales?

No están contraindicadas aunque es posible que no le apetezcan en la primera semana. Durante el primer mes le aconsejamos que las realice sin quitarte el sujetador y sin comprimir o masajear el pecho y en posiciones cómodas es posible. A partir del mes ya no hay peligro.

¿Podré tomar pastillas anticonceptivas?

Si, no está contraindicada en este caso.