GINECOMASTIA

La ginecomastia es una malformación que afecta al género masculino y se trata de un aumento de volumen de ambas mamas. La mayor parte de las veces se debe a una hipertrofia o aumento de volumen de la glándula mamaria y un exceso de grasa. En otros muchos casos se debe exclusivamente a un aumento del tejido adiposo.

La ginecomastia puede ser secundaria a otras patologías como déficit de testosterona, exceso de progesterona, enfermedades del tiroides, tumores testiculares, insuficiencia renal o hepática…

Existen otros tipos de ginecomastia que se dan por razones fisiológicas como son la ginecomastia neonatal, puberal o senil. En el caso de la ginecomastia neonatal se debe a un proceso temporal secundario a un exceso de estrógenos de la placenta de la made. En la ginecomastia puberal, los chicos de aproximadamente 15 años sufren un aumento transitorio del volumen de sus mamas secundario a alteraciones propias de la pubertad. En la ginecomastia senil, los varones sufren un descenso de testosterona y un aumento de los estrógenos junto con un aumento de peso. Si el paciente está sano es susceptible de corrección quirúrgica.

PRIMERA VISITA CON EL CIRUJANO

Cuando por fin ha decidido consultar con un cirujano plástico para buscar una solución es porque el problema le preocupa, le crea inseguridad a la hora de vestir o de ir a la playa y quizás también le afecte en tus relaciones sociales e intimas haciendo que se sienta menos atractivo.

Debe confiar en el profesional que tiene delante y comentarle todas sus dudas y miedos. En esta primera visita trataremos de valorar qué tipo de ginecomastia es, en dependencia de su edad, de cuando apareció, si ha habido cambios de peso en su cuerpo, si ha tomado recientemente alguna medicación,  o si tiene alguna otra sintomatología etc.

SALA DE EXPLORACION

Una vez expuestas sus inquietudes ha llegado el momento de realizar la exploración médica. Debe dejar al descubierto el tórax y comenzaremos con una exploración visual, Realizaremos fotografías en diferentes proyecciones para documentar el caso.

En la camilla de exploración efectuaremos la palpación de ambos pectorales para valorar si hay predominio de glándula mamaria o de tejido adiposo porque esto condicionará el tratamiento quirúrgico.

ESTUDIO PREOPERATORIO

Para poder realizar la intervención serán necesarios hacer unos estudios preoperatorios: Análisis de sangre, mamografía, radiografía de tórax y un electrocardiograma. Habitualmente lo prescribimos el día que haces la primera visita.

En esta primera visita también le daremos un documento que se llama “consentimiento informado de la cirugía”, para que lo pueda leer con tranquilidad en su casa y en la que viene escrito todo lo que hemos comentado en la consulta. Este documento debe firmarse antes de la intervención y no es más que la autorización como paciente para que te realicemos dicha intervención.

SEGUNDA VISITA CON EL CIRUJANO/A

En esta segunda visita, ya ha decidido operarse y ya tenemos previsto día de intervención. Lo primero que hacemos es valorar las pruebas preoperatorias y la mamografía. Si la analítica y el electrocardiograma están bien podemos seguir adelante. La información que nos da la mamografía decidirá el planning de la operación.

LA CIRUGÍA

El tratamiento de la ginecomastia siempre es quirúrgico, y los resultados son muy satisfactorios.

Es primordial hacer una valoración correcta de si predomina el tejido glandular mamario y saber cual es su distribución, o por el contrario es debida sobre todo a un acumulo graso.

Siempre se ha de realizar liposucción del tejido adiposo para reducir el volumen mamario y definir toda la zona del pectoral. Se hace una exploración intraoperatoria y si la piel queda completamente adelgazada, uniforme y la glándula distribuida sin protuir, habremos finalizado la cirugía. Sin embargo si persiste la glándula sobre todo detrás de la areola se debe extirpar y esto se realiza haciendo una incisión periareolar en el borde inferior de la areola y accediendo a la glándula mamaria para quitar el exceso y que la piel quede plana y adaptada al músculo pectoral.

Esta cirugía se hace con anestesia local y sedación y dura entre 60-90 minutos.

Le dejaremos un vendaje compresivo o chaleco compresivo y pasará a una sala de reanimación donde al cabo de 1-2 h cuando se encuentres totalmente recuperado y sin dolor se irá a casa.

POSTOPERATORIO INMEDIATO

Durante las primeras 48-72 horas estará en la fase inflamatoria más importante y por lo tanto sentirá opresión, sensación de agujetas, dolor si intenta hacer fuerza con los brazos o elevarlos porque sus pectorales estarán inflamados. Debe tomar la medicación durante 7-10 días y esto hará que el postoperatorio sea cómodo.

Deberá usar el chaleco de compresión durante un mes, y es muy importante porque ayuda a que la piel se adapte y se “pegue” a sus pectorales para lograr el efecto deseado.

VUELTA A LA NORMALIDAD

Habitualmente en una semana se sentirá bien, la sensación de hinchazón habrá disminuido y por supuesto el dolor en la zona hasta el punto de incorporarse a su vida laboral habitual. Si hace un trabajo de fuerza física le aconsejamos una semana más de reposo para evitar complicaciones. Cuidados habituales: hidratación de la piel dos veces al día y el chaleco durante el primer mes hasta que el tejido cicatrice por dentro y la piel se adapte. No debe hacer deporte durante el primer mes.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuando podré dormir de lado o boca abajo después de operarme?

Recién operado no podrá soportar nada de peso sobre el pecho porque le dolerá, por lo tanto tendrá que dormir boca arriba, si bien al cabo de dos o tres días podrá colocarse de forma lateral apoyado sobre alguna almohada o cojín, así se relajará su espalda y estará mucho mas confortable. Para dormir boca abajo lo normal será que pasados 1 ó 2 meses, pero su propio cuerpo le indicará cuando es posible puesto que no le molestará.

¿Como quedaran mis cicatrices, que puedo hacer para mejorarlas?

En realidad tendrá muy pocas cicatrices, solo los puntos de entrada para la cánula de liposucción y en caso de exéresis glandular la cicatriz inferior periareolar. Habitualmente evolucionan muy bien y al cabo de unos meses serán no visibles. Existen parches de silicona que pueden ayudarle a mejorar el aspecto de las cicatries.

Después de la liposucción ¿Qué ocurre con la piel?

Debe estar tranquilo porque generalmente la piel se adapta muy bien gracias a las medidas de compresión con el chaleco. Generalmente el volumen que se extirpa no es tan grande como para que la piel quede fláccida.

Si por el contrario tenia sobrepeso y ha adelgazado mas de 10 kilos antes de la cirugía, ya tendrá un poco de flaccidez previa a la liposucción y en estos casos a lo mejor se ha de extirpar piel. Pero esté tranquilo, que todos estos factores se valoraran muy bien en la visita y tle daremos toda la información que necesite en cuanto a resultados esperados.

¿Cuando podré tomar el sol?

Al cabo de 15 días en que todos los puntos están fuera y las cicatrices cerradas podrá ir a la playa o piscina aplicándose protector solar en la piel del tórax y cicatrices. No exposición directa hasta que pase el primer mes, use camisetas además de la protección solar.

¿Cuando podré volver al gimnasio?

Debe hacer reposo durante un mes evitando movimientos bruscos de los brazos y levantar pesos. Al cabo del mes vuelva al gimnasio e inicie su entrenamiento poco a poco. Le puede ayudar inicialmente usar el chaleco o una camiseta que le comprima.